Seleccionar página

Bien es sabido ya por todos que el marketing digital es el gran gigante de la publicidad para empresas hoy en día. Por eso,  si quieres que la estrategia digital que estás llevando a cabo sea efectiva, continúa leyendo para saber cuáles son los grandes errores que jamás debes cometer.

 

  1. No tener un plan

Está claro que sin un primer planteamiento de toda la estrategia, ésta fracasará sin remedio.

Además, de realizar un exhaustivo análisis DAFO de nuestra situación (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) debemos plantear también unos (claros) objetivos de la campaña en cuestión. Sin este primer paso, estaremos perdidos.

 

  1. No conocer a nuestro público

Querer llegar al máximo número de personas está muy bien… Pero, ¡ojo! Debemos focalizarnos en la audiencia que verdaderamente esté interesada en el producto/servicio que ofrecemos. De lo contrario, será como disparar cañonazos al aire sin sentido. Es mucho efectivo centrarnos en conocer nuestra público objetivo y conocer sus intereses y necesidad… ¡¡E ir expresamente a por él con nuestras mejores armas!!

 

  1. No medir los resultados

¿De qué sirve realizar una campaña perfecta si no sabemos cuál está siendo el alcance, la repercusión o incluso el retorno de inversión? La evaluación y medición de resultados es vital para comprobar que nuestras estrategias están yendo por buen camino.

 

  1. Error garrafal de contenido: hablar de nosotros mismos continuamente

El contenido creado y compartido ha de ser interesante y entretenido. No podemos aturdir al usuario con nuestras ofertas y productos a todas horas, ni aburrirle con eso de que “somos lo mejores”… ¡Saldrá huyendo!

Lo que sí debemos hacer es “picarle”, es decir, generarle interés en leer lo que compartimos, en entrar en nuestras redes para conocer nuestras novedades, con contenidos adaptados a sus intereses, gustos y necesidades que, como decimos, cumplan esos dos factores vitales que cualquiera de los usuarios buscamos conseguir a través de las RRSS: información y entretenimiento.

 

  1. Pensar a corto plazo y no tener paciencia

“Quiero triunfar y lo quiero YA”… Para el carro, ¿no?  Una estrategia de marketing requiere mucho esfuerzo y, como todas las cosas bien hechas, también lleva su tiempo. Lo ideal es priorizar: establecer unos objetivos básicos a corto y medio plazo y dejar también unos objetivos más concretos para el largo plazo.

Como bien dice el refrán: “La paciencia es la madre de la ciencia”. Y no hay nada mejor para una campaña que, efectivamente, ha ido cumpliendo sus primeros objetivos que dejarla madurar y  volver a nuestro primer punto: analizar de nuevo en qué punto estamos y qué deseamos conseguir ahora. Y así, poder continuar creciendo… ¡Y ofreciendo resultados!

Y tú, ¿todavía cometes estos errores?

Comparte si te ha gustado el artículo!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar