Seleccionar página

Vamos a explicar como hemos logrado, que un un usuario que tenía Internet en su casa, ha podido compartir su conexión con una casa que tenía en una parcela rústica, en la que no podía tener Internet.

De ésta manera, también puede tener acceso a la red de su casa, por si quiere consultar algo que tenga en los ordenadores de allí. Además se ahorrará los gastos de un módem 3G que estaba utilizando hasta ahora.

Hemos utilizado dos antenas de Ubiquiti Nanobridge M5, ya que tenía una orografía algo complicada, ya que el usuario no nos permitía poner las antenas a la altura necesaria. Pero eso no es problema con unas antenas tan potentes. Están configuradas en modo “Bridge”, para que sea completamente transparente, y que pueda tener acceso a toda la red desde cualquier dispositivo.

La distancia es de 8 km, y el coste está más que amortizado en apenas 4 meses.

Os presento unos pantallazos del nivel de señal conseguidos, y en el que podemos ver la velocidad entre las antenas (unos 100Mb, aunque tiene una media de 140Mb).Punto de Acceso UbiquitiSTA Ubiquiti

Comparte si te ha gustado el artículo!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar