Ransomware

Ransomware: Qué es + consejos de cómo protegerte de él

Aun con los grandes avances que se han registrado en los últimos años en materia de seguridad digital hay problemas que siguen igual de vigentes. Eso es lo que ocurre en el mundo del Internet con uno de sus peores cánceres históricamente hablando: Los virus informáticos, y en concreto hoy hablamos de RANSOMWARE

¿Quién no ha sido víctima de uno de estos softwares malintencionados? Todos hemos pasado al menos una vez por esa travesía. ¡Todo un dolor de cabeza!

Lo peor de todo es que cada vez surgen nuevos virus cada vez más potentes para los cuales simplemente no estamos preparados. Pero desde nuestra posición pensamos que la mejor forma de prevenir es informar… Por eso en esta oportunidad te hablaremos sobre el ransomware. ¿Has escuchado antes ese nombre?

¡Esperamos que no! Porque eso significa que te has encontrado frente a frente con él.

De forma preliminar te podemos explicar que el ransomware es un software que se apropia de tus datos para luego pedir rescate por ellos. ¡Como si fuese un secuestro en toda regla! Lo más preocupante de todo es que en los foros especializados cada vez es más frecuente leer entradas de personas víctimas del ransomware.

Si deseas saber más a detalle qué es el ransomware o que hacer para eliminar el ransomware de tu ordenador te invitamos a seguir leyendo. A continuación te contamos todo lo necesario para que no tengas que pasar por este problema tan engorroso…

¿Qué es el ransomware y porqué se ha convertido en un peligro para la seguridad?

Imagina que alguien accede a la caja fuerte donde guardar tus objetos más preciados. ¡Pero no la roba! Sino que cambia la combinación que utilizas para abrirla… Como puede parecer evidente no tendrás oportunidad de abrirla porque ahora no tienes acceso a ella. Entonces desde ese momento los delincuentes te piden cierta suma de dinero a cambio de la nueva contraseña. ¿Injusto cierto? Así es como funciona el ransomware.

Todo comienza cuando accedes a un enlace o una dirección fraudulenta. ¡Habrás caído en la trampa! Desde ese momento el ransomware se apropia de todos tus datos así como archivos presentes en la PC y los cifra. ¿El resultado? Ya no podrás acceder a ellos.

Pero aún falta lo peor: Ahora te enviarán ciertas instrucciones para que puedas recuperar los datos raptados. ¡Y todas ellas involucran la entrega de cierta suma de dinero! Por lo general en plataformas de criptomonedas. El monto dependerá de la importancia de las informaciones en cuestión… Pero por lo general son muy cuantiosas.

Ahora bien. ¿Debes preocuparte por el ransomware? Depende…

Las estadísticas están ahí: Existen registros de que el ransomware atacó a 966 instituciones de todo tipo en Estados Unidos durante el año 2019. Mientras que en el 2020 ese dato aumentó en una medida del 25%. ¡Imagina lo que puede estar pasando en el resto del mundo!

Sin embargo, el denominador común es que los ataques fueron cometidos sobre organismos de gran valor estratégico o financiero con rescates promedio de 111.000 USD.

Así que como usuario particular es poco probable que seas víctima del ransomware. ¡Pero como más vale prevenir que lamentar, lo mejor es que estés atento de los lugares en los que haces clic!

Tipos de ransomware y cómo infecta

En realidad la variante entre un tipo de ransomware y otro está en el método que utiliza para atacar. Pero más allá de eso, cualquiera sea el caso el final será el mismo: Secuestrar tus datos.

Por eso antes de hablar sobre consejos para evitar el ransomware es preciso hablar de cómo tu PC puede contraerlo. ¿Suena lógico cierto? A continuación te explicamos las cuatro vías de contagio más frecuentes.

Mediante un correo electrónico

Para nadie es un secreto que la cantidad de información que pasa a través de los correos electrónicos es abismal. Y muchas veces el ritmo de vida de muchas personas es tan acelerado que no prestan atención a la veracidad de las fuentes de emails.

Es aquí cuando sucede la tragedia: Pinchas un enlace de una procedencia poco confiable y con eso habrás dado luz verde a que el ransomware entren a tu dispositivo. También es posible que eso suceda a través de un descargable… Quizás un archivo PDF o cualquier otro tipo de documento.

Así que ten cuidado y revisa muy bien a tus remitentes verificando que cumplan con todos los protocolos de seguridad.

Actualizaciones falsas

¿Alguna vez navegando por Internet te has encontrado con mensajes sospechosos desde tu navegador? Estos te avisan sobre una posible actualización del sistema o de cualquier programa que tengas instalado.

Te advertimos que se trata de actualizaciones de dudosa procedencia con un objetivo muy claro: Atentar contra la integridad de tu ordenador por medio del ransomware o cualquier otro tipo de malware. ¡No caigas por inocente!

Descargas en páginas sospechosas

Esta es quizás la fuente más peligrosa de todas y donde más casos se suelen registrar. Por lo general cuando encuentras páginas web en donde te ofrecen un programa de licencia paga de forma gratuita. ¡Es una trampa!

Lo mejor es que acudas a fuentes oficiales para evitarte disgustos mayores. Evita a toda costa hacer descargas en páginas que no conoces… Puede salirte mucho más caro de lo que esperas.

Páginas web infectadas

Otro de los escenarios probables ocurre cuando el ransomware logra quebrar la seguridad de una página web que creemos confiable. Así que colocan un enlace desde esa fuente aparentemente segura hasta una dirección ajena a ella.

De esa forma juegan con la confiabilidad de la página web en cuestión para hacer caer a visitantes recurrentes a ella. ¡Y desde ese momento no hay vuelta atrás!

¿Cómo prevenir el Ransomware?

Como habrás podido notar día a día estás expuesto al ransomware. Entonces: ¿Cómo evitar que se apoderen de tus datos privados? Revisa las siguientes recomendaciones:

  • Barreras de seguridad: Esta es la premisa más esencial de todas pues la mejor forma de prevenir la entrada de malware como el ransomware son los antivirus. ¡Elemental mi querido amigo! Ya sabemos que algunos sistemas operativos dicen ser infranqueables pero más allá de eso nunca está de más instalar tu propio antivirus… De hecho es lo más recomendable.
  • Actualiza siempre tus sistemas: Por lo general los desarrolladores de software suelen detectar sus propias debilidades y las corrigen mediante nuevas actualizaciones. Por eso lo mejor será que estés al día… O de lo contrario los autores del ransomware pueden aprovechar esas fallas para colarse hasta tus datos.
  • Cuidado con tus descargas: Como ya sabes al momento de descargar archivos desde Internet es cuando más susceptible eres. ¡Así que toma todas las reservas posibles! Y busca solo fuentes que parecen oficiales.
  • Piensa dos veces todas tus acciones: Quienes intenten colar un ransomware en tu ordenador buscarán cada vez más nuevas técnicas para hacerlo. Utilizarán el 100% de su inteligencia en ello… Por eso debes también poner toda tu concentración para no caer en ello: Todo enlace que parezca fraudulento será mejor que lo pases por alto.

Y ahora que lo sabes todo sobre el ransomware. ¡Procura no ser víctima de él!

¿Te pareció útil esta información? Entonces ayuda a que tus amigos también aprendan cómo prevenir el ransomware. Comparte este contenido con ellos. ¡Vaya que te lo agradecerán!

¿Te ha gustado? COMPARTE!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email